“El trabajador que quiera estar en el mercado en los próximos años ha de dedicarle un tiempo serio a formarse”. Así lo considera el presidente de la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (Cepyme), Gerardo Cuerva, que viajó este fin de semana a Vigo para participar en el XXVII Congreso Nacional de Empresas de Formación.

-¿Qué necesita en el ámbito de la formación la pequeña y mediana empresa?

 -Necesita la capacitación de los trabajadores. Europa nos dice que para el año 2020 serán más de 500.000 puestos de trabajo los que no se podrán cubrir debido a la falta de capacitación del trabajador.

-¿Se trata de una evolución de los propios perfiles de trabajadores?

-El mercado está demandando otras cosas y la empresa ha de adaptarse. Quizás una de las ventajas que tiene la mediana y pequeña empresa española es que somos capaces de adaptarnos de forma vertiginosa ante grandes cambios. Las grandes compañías tardan más. Las pequeñas somos capaces de reorientarnos sobre la marcha. En cuanto a la formación, hay datos clarísimos de que los puestos de trabajo están cambiando y van a cambiar aún más. Tenemos que tener gente capacitada para poder acceder a esos puestos de trabajo. Si no, tendremos un grave problema en España.

-¿La digitalización es uno de los principales retos de las pymes?

-Las pymes tienen grandes retos y desde Cepyme tenemos que estar cerca de las mismas y ayudarles a conseguirlos. Me refiero a innovación, digitalización, internacionalización… en definitiva; que la empresa crezca. Y hoy en día crecer, internacionalizarse o innovar es imposible sin el mundo digital.

-¿Y se está haciendo?

-Hay una concienciación pero, en determinados casos, cuando bajas al terreno de juego y concretas lo que se hace…los resultados no son los esperados. Nosotros tenemos que ayudar a la empresa a que abarque ese mundo de la innovación y la tecnología. Se lo pedimos a los gobiernos. Y hay que incentivar fiscalmente a la pequeña y mediana empresa española para que acepte que dentro de su cultura ha de invertir en digitalización. En la reforma del marco fiscal para la pyme hay que tener en cuenta el incentivo a la innovación.

-Existen programas para innovación e internacionalización. ¿Necesitan más apoyos?

-Sí que existen pero creo que hay una carencia en la voluntad de todos los gobiernos. Existen programas relacionados con la innovación, con la internacionalización, pero vemos que no se recorre la última milla. Los gobiernos regionales y nacionales ponen un montón de herramientas que desgraciadamente no llegan a permeabilizar el tejido productivo español. Por eso nosotros ponemos a disposición de los distintos gobiernos esa magnífica estructura que puede aportar Cepyme en toda España. Porque, en definitiva, si los gobiernos ponen proyectos pero no llegan al mundo de la empresa no conseguiremos el fin para el que estaban diseñados. Nosotros podemos ser canalizadores de los distintos programas.

-¿Por qué el tipo efectivo del impuesto de sociedades es más alto en las pymes?

-Es algo que le hemos hecho llegar a los gobiernos en esa reforma fiscal que pedimos desde la empresa. Porque, al final, en España, el 98% de las compañías son pequeñas y medianas empresas. Nos gustaría que la norma nos tenga más en cuenta y el gobierno cuando haga sus políticas. En cuanto al impuesto de sociedades, ¿por qué no dan una vuelta a las cosas que puedan deducir las compañías y hacer un segmento más claro para la deducción en el impuesto de sociedades? Por ejemplo, deducción por reinversión de beneficios: las pequeñas y medianas empresas reinvierten mucho sus beneficios. ¿Por qué no incentivar eso y tener una deducción fiscal al respecto? Creo que en el impuesto de sociedades desde la visión de la pyme caben un montón de ítems y cosas que igual para las grandes sí están pero para las pequeñas y medianas no.

-¿Qué otras medidas solicitan?

-Pedimos la reforma del marco fiscal desde la óptica de la empresa pequeña, un marco laboral flexible. Tener en cuenta la formación, la financiación. Atacar la morosidad y la economía sumergida. A la pequeña y mediana empresa le cuesta mucho la burocracia asociada a posibles deducciones… Creo que agilizar los trámites administrativos para poder aplicar partidas de deducción es importante. Les pedimos que nos pongan en el centro de sus políticas, no en la diana, ¡ojo!